domingo, 3 de junio de 2012

A fuego lento


Viví mezquindades que salpican mis poemas
pero ahora, a fuego lento, despiertan nuevos amaneceres y con un abrazo borras los momentos torcidos del día. La música nos regala te quieros con sus notas libres y desnudas; con tu nombre mi boca se llena, se embriaga de ti, y sin embargo soy un alma de ti sedienta.

*Foto y poema de Saray Pavón*

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada