viernes, 23 de diciembre de 2011

Los ojos


 Digamos por una vez que los ojos hablan
   y que
      hay dos errores de persona,
         la que usa los ojos para mirarte desde arriba hacia abajo
         y la que los usa para mirarte desde abajo hacia arriba.
     Claro está que la correcta es la que mira siempre a la misma altura.

      Hay dos tipos de suicidas,
          los que no quieren mirar          
          y los que sí miran.  

      Todo el mundo sabe que hay dos tipos de besos,
          los de ojos cerrados    
          y los de ojos más cerrados que abiertos.    

      Hay dos tipos de soñadores,
         los de ojos que sueñan  
         y los que no necesitan ojos.

     Hay dos tipos de mujeres,
        aquellas que dan vida con sus ojos
        y las que ponen color en los ojos de otros.

     Hay dos tipos de lágrimas,
         con ojos de alegría
         y con ojos llenos de pena.

    Hay dos tipos de amor,
        uno de ojos ciego
        y otro donde los ojos sólo miran.

    Hay dos tipos de luz,
       la que entra
       y la que sale por los ojos.

    Hay dos tipos de mañana,
        la de rayos de sol en los ojos
        y la de ojos con peso de pestañas.

    Hay dos tipos de afrontar la vida,
        con ojos valientes
        o con miedo lleno de ojos.

    Hay dos tipos de terminar este poema,
        recordando que los ojos hablan
       o pensando en los ojos de ella.



No hay comentarios:

Publicar un comentario