martes, 29 de marzo de 2011

Sólo soy una mujer

Sólo soy una mujer
que se arruga.
Mi voz y mi cuerpo
han cambiado
y ahora me descubro
vaciándome de recuerdos,
saltando al vacío de los versos,
helada y quieta
sin atreverme
a escribir
un final.

2 comentarios:

  1. Este poema me recuerda mucho, a alguien tan especial que ha cambiado para siempre mi mundo, mi vida, mi gente, y ha dejado un huella tan inmensa como el mar. Cuando me dijo unas palabras muy parecidas a estas le dije:
    "No es todo,
    ni es nada.
    Se confirman los sentimientos,
    se establecen las relaciones,
    vas creciendo y dejando a tras muchas capas,
    como si fueras una cebolla,
    quitándote la piel gastada.
    Aprovéchalo"

    Pues eso, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias guapetona :) No pretendía ser un poema triste, aunque al parecer se interpreta más así :P Un besote!!!!!!

    ResponderEliminar