martes, 9 de diciembre de 2008

Pienso en ti*:

3

El capuchón del bolígrafo se me cae a la silla por mirar a una mujer que lleva un batido en la mano, me siento como la camisa de cuadros de un señor que no se decide a tomar asiento; un pájaro se posa en una de las sillas de fuera y casi entra, decidido, en la cafetería. Tras el mostrador: la chica tiene cara de cansada pero sonríe.

Un día cualquiera, escenas cotidianas y yo: pensando en ti.


Aún no descifro qué es... pero tienes algo que me atrae. ¿Cómo lo haces? Me siento polilla. Aunque sepa que me puedo quemar... me acerco, te busco y de nuevo me encuentro frente a mi ordenador, con un archivo en blanco que voy llenando de ti.

Se expande y contrae el universo de los contratiempos. Tengo libros pendientes sobre la mesa, un cuadro a medio pintar y ropa acumulada en la silla... pero sólo pienso un "qué pena que mis manos no puedan atravesar la distancia para acariciar y dar esa energía que dices que te falta".

Pienso en ti y se me antoja imaginarte con una sonrisa al escucharme decir todo esto. Qué imbécil debo ser ¿no? Y sin embargo, ya ves, aquí sigo escribiendo, como si pretendiese alisar las arrugas de la vida.

*Inspirado en "Pensando en ti" de J.D. Sánchez. Por y para ti :)


Saray Pavón Márquez.

3 comentarios :

  1. Hermoso poema,y atractiva forma de presentarlo. Un placer leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ángel :)

    Otro abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  3. Es precioso y qué voz mas genial...:)

    ResponderEliminar