viernes, 17 de octubre de 2008

Taciturnosis

N.A.: Es un texto antiguo que... bueno, me ha dado por rescatar y compartirlo con vosotros. Es cursi, etc. Pero fue parte de mi proceso evolutivo ¿no?. Un beso a todos. Saray Pavón Márquez

Me quedaría con un no me des en el tendón del desencuentro, con nuestros mudos diálogos, con un no dejes que el humo me dibuje historias con palabras que sólo conocen el perder el tiempo, porque queda mucho camino y ya no tengo tipex; pero ahora despierto y todo se acabó*.
Yo te esperaba para doctorarnos en Sabina, sí, para qué voy a negarlo(sería una tremenda tontería); y sin embargo, en estos momentos, soy como la serpiente que va mudando su piel, que va dejando la antigua atrás pero todavía no tiene la nueva visible al completo. No sé si me entiendes, me refiero a que a veces las huellas pasadas siguen teniendo su cicatriz en la nueva piel, pero no te preocupes que tan sólo es el eco del silencio de aquellas palabras que lo decían todo, que tan sólo pasa por ver como se abre un desagüe por donde se van los sueños. […]
Luego me pongo a pensar que quizás los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo o al revés y por eso ahora se me vienen a la mente unos fragmentos de cosas que nunca te dije. No sé porqué, a veces, nos costará tanto desnudar nuestros sentimientos y sin embargo también tenemos otros momentos en los que soltamos las palabras así, de sopetón y sin miedo, tal vez como ahora hago (demasiado sencillo, ¿no?, pero la nada me rodea); puede que tan sólo escriba para decirte un ¡recuerda, lo inolvidable también se olvida! o que dejaré de pelear*.
Lo único malo… ¿sabes que es?, como Jung dijo: “no puedes ver a un león que te ha comido”, pero yo siento que algo me ha dado en el talón de Aquiles, que se avecina un desencuentro mezclado con instantes de taciturnosis.

*Frases de la canción Desencuentro, de Marea.

1 comentario:

  1. Gracias por compartir con nosotros tus escritos.
    No sabes lo mucho que se puede conocer a alguien sólo por lo que escribe; todos los textos son autobiográficos en mayor o menor medida; la imaginación no hace más que jugar al azar con las experiencias pasadas.

    Y tu tienes un alma bella.

    ResponderEliminar